Renta Social: requisitos, documentación y protocolo de actuación.

Se encuentran vigentes una serie de medidas para los inquilinos de promociones en régimen de alquiler y alquiler con opción a compra promovidas por EMVISESA, entre ellas el establecimiento de la denominada “renta social” como medida excepcional para aquellos arrendatarios que se encuentren en situación de emergencia social y acrediten el cumplimiento de determinados requisitos.

Dicha renta social consiste en una rebaja temporal de la renta, de carácter anual , de modo que el importe mensual de la renta durante dicho periodo será el 30% de los ingresos brutos de la unidad familiar, con un mínimo de 50 euros mensuales. En caso de que la unidad familiar carezca totalmente de ingresos, el importe será de 25 euros. Esta renta social tendrá una duración anual de modo que, para poder seguir beneficiandose de esta medida, habrá que volver a aportar la misma documentación necesaria para su concesión anualmente y acreditar el cumplimiento de los requisitos.

El importe de la renta volverá a ser el actual en caso de incumplimiento de los requisitos necesarios para la aplicación de esta medida, no aportación de la documentación completa a su renovación anual, o si la unidad familiar o de convivencia genera problemas de convivencia u otros incumplimientos contractuales diferentes del impago de rentas o cuotas a la Comunidad de arrendatarios o no tienen los suministros perfectamente contratados.

Esta medida sólo es aplicable a las viviendas calificadas en régimen de alquiler propiedad de EMVISESA y sus condiciones se corresponden con lo aprobado por la Comisión Ejecutiva del Consejo de Administración de EMVISESA celebrada el 1 de diciembre de 2015.

Los requisitos son:

  • Los ingresos de la unidad familiar o de convivencia no pueden superar 1,5 veces el IPREM.
  • Han de ser los arrendatarios legales de la vivienda y acreditar la efectiva ocupación de la misma como domicilio habitual y permanente.
  • No se hayan producido denuncias por problemas de convivencia ni otros incumplimeintos contractuales diferentes del impago de las rentas o cuotas a la Comunidad de Arrendatarios.
  • Estar al corriente en el pago de las cuotas a la Comunidad.
  • Tener los suministros perfectamente contratados.
  • Tener completa toda la documentación que se le requiere.
  • Quedar acreditado por los Servicios Sociales del Ayuntamiento que la unidad familiar o de convivencia se encuentra en situación de necesidad social.

La documentación que tiene que aportar el inquilino es la siguiente:

  • Fotocopia del libro de familia y DNI de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Fotocopia de la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del último ejercicio cerrado, de todos los miembros de la unidad familiar mayores de edad. En caso de no estar obligado a su presentación, deberá presentarnos documentación relativa a los ingresos de dicho año (certificado de Ingresos y Retenciones, certificado de pensiones, certificado prestación por desempleo, etc).
  • Fotocopia de las seis últimas nóminas, de todos los miembros de la unidad familiar mayores de edad. En caso de encontrarse en desempleo, certificado del INEM donde conste la prestación recibida. Los pensionistas deberán aportar certificado de la pensión mensual correspondiente al año 2016.
  • Vida laboral actualizada de todos los miembros de la unidad familiar mayores de edad.
  • Certificado histórico colectivo de empadronamiento en la vivienda.
  • Fotocopias de las tres ultimas facturas de los suministros de electricidad y  agua.
  • Certificado de la Comunidad de Arrendatarios de estar al corriente en los pagos.

El protocolo de actuación para aplicar la renta social es el siguiente:

  1. Presentación del impreso correspondiente acompañado de la documentación necesaria. Puede presentarse en nuestras oficinas de Avda. de San Jerónimo, 5, en las oficinas centrales de EMVISESA, sitas en calle Bilbao, 4, o mediante correo electrónico a correo@emvisesa.org.
  2. Recepción de la documentación por registro de entrada. No se comprobará en dicho acto la corrección de la documentación recibida.
  3. Comprobación de la documentación recibida.
  4. Solicitud de informe social a los Servicios de Intervención Social del Ayuntamiento de Sevilla.

Si está incompleta o es necesaria la verificación del cumplimiento de los requisitos se requiere otra documentación accesoria:

  • Se requiere por escrito la documentación que es necesaria para la valoración, dando un plazo de quince días para su aportación.
  • Transcurrido dicho plazo sin que se haya aportado, se denegará la reducción y se archiva el expediente, comunicándolo al inquilino.

Si está completa o se completa previo requerimiento antes citado:

  • Se valora para comprobar si cumple los requisitos para la obtención de la renta social. Asimismo, se revisarán los antecedentes que obran en nuestros archivos para verificar posibles incumplimientos (problemas de convivencia, enganches ilegales de suministros, vivienda vacía, etc.).
  • Se verifica, según informe social recibido, que la unidad familiar o de convivencia se encuentra en situación de necesidad social.

Una vez valorado, si cumple los requisitos:

  • Se calcula la renta social a abonar según los ingresos de los seis últimos meses.
  • Se prepara propuesta de aplicación de la renta social, por un plazo de un año, para su autorización por la Jefatura de Gestión de Alquileres.
  • Una vez autorizado, se comunicará al inquilino informándole del importe reducido, del plazo de aplicación, y de la fecha máxima en que ha de volver a presentar la documentación para la renovación.

Una vez valorado, si no cumple los requisitos:

  • Se prepara propuesta de no aplicación, indicando los motivos, para su denegegación por la Jefatura de Gestión de Alquileres.
  • Una vez denegada, se comunicará al inquilino informándole de las causas de denegación.